Tuesday, May 05, 2009

100 veces no puede ser


Ven, déjalo todo y ven, no preguntes por qué, yo tampoco lo sé. Ven, dice el eco después, y la noche también, no preguntes por qué, déjalo todo y ven. Pero ya aprendí que casi nada es como podría ser. Tú me podrías curar la inquietud y el dolor pero en el fondo sé que eso no puede ser. Y así aprendí que un final feliz no es para mí. Así aprenderé que casi nada es como podría ser. Así aprenderé que casi nada es como podría ser. Para aprender escribiré 100 veces "no, no puede ser". Para aprender escribiré 100 veces "no, no puede ser". Así aprenderé que casi nada es como podría ser. Así aprenderé que casi nada es como podría ser. Para ejercitarme escribiré 100 veces más, para no olvidarme lo tatuaré en un pie. Y así aprendí que un final feliz no es para mí. Y así aprendí que un final feliz no se hizo para mí.

Ama

1 comment:

Mel said...

Com diuen els Punsetes; "lo natural és que salga mal..."

;)

PD: de vegades surt bé